Historia del Santuario


La villa romana
(siglos I aC – I dC)

En el subsuelo del parque de La Salut se conservan los restos, en buena parte sin excavar, de una villa romana. Se trata de un asentamiento rural, un verdadero centro de producción vinícola, formado por dos partes: la rústica, con almacenes y hornos y obradores de cerámica, y la residencial, de la cual se halló un magnífico pavimento de mosaico con la representación del dios Neptuno y una tritonesa.

Las excavaciones de este yacimento se iniciaron a principios de siglo y a lo largo de este mismo siglo se han efectuado diferentes campañas. Entre los años 1980 y 2000 el Museu d’Història de Sabadell hizo intervenciones puntuales. Precisamente es en este museo donde se conservan los restos materiales que se han podido recuperar gracias a los trabajos arqueológicos.

L’ermita de Sant Iscle i Santa Victòria
(segle XIV – 1872)

Esta ermita ya se cita en el primer cuarto del siglo XIV. A lo largo de los siglos XV al XVII, a causa de las sucesivas guerras y pestes que afectaron Sabadell, y teniendo presente la tradición oral del hallazgo de una imagen de la Virgen en una fuente cerca del torrente de Canyameres, en un tiempo no definido, esta ermita se convirtió en morberia (para la observación y cuarentena de los enfermos) y lugar de peregrinage.

La ermita fué destruida en 1872, i se supone que su emplazamiento estaba en la parte posterior de la antigua hosteria, que en el futuro será un centro de interpretación del parque.

L’Aplec

La popularidad y la concurrencia cada vez mayor de gente hacia este lugar  desencadenaron, a finales del sigle XVII, el inicio del “Aplec de la Mare de Déu de la Salut” de Sant Iscle. El 9 de mayo del 1697, el Consell de la Vila instaura oficialmente una fiesta de marcado caracter religioso, con una procesión  a cargo de la parroquia de Sant Feliu.

El Aplec, al final del XVIII, ya empieza a reunir no solo habitantes de la villa de Sabadell, sino también aldeanos procedentes de pueblos vecinos, incluso de Terrassa y Barcelona. La fiesta va incrementando su afluencia, hasta convertirse en ocasión para encuentro de familias y jóvenes para comer, beber, jugar y bailar.

A partir de la segunda mitad del siglo XIX y a lo largo de la primera mitad del XX, l’Aplec de la Salut, aún manteniendo su carácter devocional, deviene en ocasión para el recreo urbano de una ciudad cada vez más grande y más industrializada. Justamente, el 1876 se amplió la fiesta al lunesl, cuan tradicionalmente se celebraba sólo el segundo domingo de mayo.

Hace pues más de trescientos años que l’Aplec se ha convertido en la fiesta local por excelencia, en que se mezclan el sentido religioso con el sentimiento popular y festivo, coincidiendo con la primavera.

El santuario: arquitectura y arte

El edificio del santuario de la Salut se empezó a construir en 1876,  obra de Carles Gauran. Antes de terminarse se derrumbó y la reconstrucció se hizo bajo la dirección de Miquel Pascual i Tintorer. En 1882 se inauguró. Este mismo arquitecto fué quien proyectó el esbelto campanario modernista que hoy podemos contemplar, terminado en 1907.

Después de la destrucción sufrida durante la Guerra Civil, el templo fué reconstruido entre los años 1939 i 1940, bajo la dirección de Francesc Folguera.

El pintor sabadellense Antoni Vila Arrufat (1884-1989) fué el artífice de la decoración mural y de las vidrieras del interior del santuario tras la reconstucción del edificio. Estos trabajos de hicieron en dos etapas: entre1944 y 1952 las pinturas al fresco del presbiterio y ábside y la parte alta de los muros de la nave principal y, entre los años 1958 y 1962, los cuatro murales al óleo de la nave central, con escenas de arte sacro sobre la història del santuario.

La Mare de Déu de La Salut,
Patrona de la Diócesis de Terrassa

El 11 de mayo de 2008, la Mare de Déu de la Salut, fué proclamada patrona de la Diócesis de Terrassa, en una multitudinària Eucaristía celebrada en Fira de Sabadell. Desde entonces se estableció el dia 19 de octubre como a dia de la Solemnidad de la Patrona.

En el momento actual la conservación de los edificios del Santuario (Iglesia y casa del rector) està encomendada a la Fundació Canònica Mare de Déu de La Salut, presidida por el Sr. Obispo. La Hostatgeria anexa así como el entorno del Santuario (Parc periurbà de La Salut), son de propiedad municipal.

El sosteniment econòmic de la fundació es vehiculitza principalment a través dels Amics de La Salut.